No hay comodidades para el expresidente de Honduras

Nacionales

Tegucigalpa, Honduras.

Luego de ser el hombre más poderoso de Honduras, ahora no tiene ningún privilegio.

El expresidente de Honduras Juan Orlando Hernández, quien fue detenido el pasado martes 15 de febrero por su supuesta vinculación con el narcotráfico, ha permanecido retenido en las instalaciones del Comando de Operaciones Especiales (COBRA).

Hernández no cuenta con los mismos «lujos» que tenía hace unos días atrás, algo tan simple como utilizar una faja o un par de zapatos con cordones ya no podrá hacerlo, esto para evitar daños a su integridad física.

En vista que es diabético se le ha solicitado al escuadrón que se le mantenga una dieta balanceada; los primeros dos días de su arresto familiares llegaban hasta las instalaciones del comando para llevarle alimentación pero, a partir de este viernes comenzó a comer «lo mismo que comen los policías».

El expresidente se mantiene instalado en una habitación de (12X12) en la que cuenta con los servicios «básicos» y un aire acondicionado. Pece a no contar con un equipo de gimnasio, Hernández realiza actividades recreativas todos los días.

Redactado por: Gabriela Nicoll Guifarro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *