Bélgica detecta el primer caso de la nueva variante africana de COVID-19

Internacionales

Fotografía cortesía de @alexanderdecroo.

Por: Cristopher Muñoz

Bruselas, Bélgica. El ministro de sanidad belga, Frank Vandenbroucke, confirmó el día de hoy en conferencia de prensa que se detectó el primer caso de la nueva variante africana de COVID-19 en el país y en Europa.

Según informaron las autoridades, se trata de una mujer que dio positivo el 22 de noviembre y que desarrolló los síntomas 11 días después de regresar de un viaje de Egipto con escala en Turquía y que no estaba vacunada.

La Organización Mundial de la Salud ha nombrado a la nueva variante como ómicron y fue detectada recientemente en Sudáfrica. Ha generado gran preocupación en los expertos de la salud por el elevado número de mutaciones que tiene y se considera más infecciosa que delta.

Hasta el momento se han reportado casos en Sudáfrica, Botsuana, Hong Kong, Israel y Bélgica, lo que obligó a todos los países de la Unión Europea a suspender los vuelos procedentes del sur de África para evitar la propagación de la variante conocida científicamente como B.1.1.529.

Asimismo, el Comité Consultivo belga anunció una serie de medidas para disminuir los contagios que incluye el cierre total de los bares y discotecas, la prohibición de reuniones privadas, el teletrabajo, el uso de la mascarilla en lugares abiertos y la aceleración de las campañas para aplicar la vacuna de refuerzo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *